Proceso Industrial

 

 

Inicio Empresa Productos Contacto Formulario Contenido

LA MATERIA PRIMA

Sólo con una materia prima excepcional es posible llegar a fabricar un producto de primera calidad. Por ello en FERG invertimos buena parte de nuestros recursos y energías en garantizarnos la mejor materia prima del mercado. Justamente FERG fue la empresa nacional pionera en establecer su propia normativa de control en la recepción del acero, a principios de los setenta. Tras laboriosos trabajos de investigación de materiales, FERG homologó una serie de parámetros y de características para el acero rápido, que debe cumplir estrictamente cualquier partida que entre en nuestras factorías. Sólo las mejores acererías superan esta normativa y suministran a FERG sus aceros, lo cual es la primera garantía de la calidad final de nuestros productos.


LA MECANIZACIÓN

Este es el primer proceso en el ciclo de producción a que es sometido el acero en bruto. Su finalidad es proporcionar a las barras de metal un tamaño y una forma que las hagan aptas para posteriores procesos. La mecanización de los machos se inicia en tornos CNC, seguida del fresado del cuadrado de arrastre. Finalizada esta fase, las piezas resultantes ya están a punto para el siguiente proceso, el tratamiento térmico.


EL TRATAMIENTO TÉRMICO

Esta es sin duda, una de las fases del ciclo de producción con mayor transcendencia, ya que proporciona al metal las cualidades físicas imprescindibles para su rendimiento. Aún no hace mucho (a principios de los 90) el tratamiento térmico se realizaba sometiendo el acero rápido a temperaturas en hornos de sales, una operación extremadamente delicada que requería de un profundo conocimiento del material y de la clase de esfuerzo mecánico que se exigiría a la herramienta. En la actualidad la tecnología basada en hornos de vacío ha sustituido a los hornos de sales, con grandes adelantos respecto a la precisión, regularidad y eficiencia de todo el proceso. FERG también fue pionera en la incorporación de esta moderna tecnología en sus plantas. EL tratamiento térmico tiene como objetivo disolver parte de los carburos que el acero rápido contiene. Ello proporciona unas cualidades únicas en cuanto a tenacidad, resistencia en caliente, perfectamente adaptadas a la función específica que desarrollará la herramienta, garantizando así un rendimiento óptimo.


EL RECTIFICADO

Esta es la operación que dotará a cada herramienta de su geometría. Previamente a esta fase, se realiza la comprobación del salto entre puntos y con máquinas de enderezado por inducción se garantiza la concentridad de los machos. A continuación, rectificadoras cilíndricas de alta tecnología realizan el rectificado propiamente dicho, para pasar posteriormente a la abertura de ranuras. La precisión del rectificado de la rosca y el destalonado de la entrada cónica de los machos FERG está plenamente garantizada. El control y la precisión que requieren todas estas operaciones mecánicas vienen avalados tanto por la gran maestría técnica y experiencia de nuestro personal, como por el equipamiento tecnológico utilizado, que es el más avanzado y sofisticado que existe en el mercado mundial.


EL CONTROL DE CALIDAD

Los permanentes estudios y controles, entre ellos el realizado mediante el microscopio metalográfico, tienen una doble función: en primer lugar, comprobar la adecuada aplicación y control de las operaciones de tratamiento térmico; posteriormente, garantizar que la calidad alcanzada tras dicho proceso no sufra ninguna alteración o deterioro durante la realización del rectificado. El rigor, la exactitud y el perfeccionismo con que llevan a cabo su cometido los Departamentos Productivos de FERG, alcanza su máxima expresión en la verificación por sistema comparativo de la totalidad de la producción de machos durante el rectificado de la rosca.

 


INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

En el cambiante mundo en que vivimos, sometido cada vez a más rápidos y frecuentes adelantos científicos y tecnológicos, mantenerse en primera línea de innovación es un requisito básico para cualquier industria con vocación de líder. En FERG y desde sus mismos inicios, dedicar importantes recursos humanos, técnicos y económicos a esta labor ha sido algo plenamente asumido a lo largo de toda su trayectoria. Nuestros técnicos vienen desarrollando estudios y proyectos que han supuesto importantes innovaciones y mejoras en la fabricación y calidad final de los productos. Estas mejoras afectan a todas las fases del ciclo productivo, desde el control de la materia prima, hasta su acabado y marcaje, pasando por todas las etapas intermedias, y por aspectos logísticos, de racionalización de procesos, de eficiencia energética y respeto medioambiental.


MARCAJE Y ALMACÉN

Tras la última fase de fabricación, las herramientas ya se hallan listas para su marcaje, almacenaje y expedición. El proceso de marcaje, que en su día fue una operación casi artesanal, se realiza hoy con la más avanzada tecnologías de rayo láser. Este procedimiento, aparte de agilizar enormemente la operación, supone una visualización mucho más clara y nítida de las referencias técnicas de cada producto, con la consiguiente facilidad de identidad y manejo. Una vez marcadas, las herramientas FERG son cuidadosamente protegidas y almacenadas, a la espera de su expedición al mercado.



logo.jpg (9949 bytes) FERG S.L.
e-mail: ferg@ferg.es.